Alan: medio año

Ya tenemos un pingüino con seis meses rondando por casa. Está fuerte, grande y cabezón como su padre.

Ya ha aprendido a darse la vuelta difícil, como dice Bea, de boca a arriba a boca abajo, pero la fácil se le resiste. Conclusión, si mientras duerme se gira boca a bajo, se despierta llorando desconsolado.

Ayer probó su primera fruta, un trozo de manzana; lo estuvo mordisqueando un rato y no le hizo ascos, buena señal. Seguramente se habría comido más si no hubiera estado tan dura. Para acabarlo de apañar estaba verde, verde, pobre. Hoy hemos probado con un trozo de plátano ¡todo un éxito!  No lo ha soltado hasta acabárselo y comía con un afán…

Resúmen: peso más de 7,5 kilos (aún no lo hemos pesado esta vez), mide 66 cm, suelta carcajadas todos los días y se sigue comiendo todo lo que pilla. No habla, está soltando sílabas de vez en cuando, muchos nas y tas. No anda, pero ya empieza a querer gatear, aunque para atrás.

Anuncios

3 comentarios en “Alan: medio año

  1. Sí, si sigue así va a tener buena boca. Ya iremos viendo.

    Va para atrás hasta que encuentra un punto de apoyo, entonces se pone a cuatro patas balanceándose hacia adelante, y luego se pone de puntillas el tipo. Se pega cada morrazo cuando le fallan los brazos… suerte de suelo acolchado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s