(ya lo veníamos diciendo desde hace tiempo)

Descubriendo cafés de dublín

Bueno, vamos a ver si actualizamos un poquito más a menudo el blog, que con la excusa del niño ha habido meses en los que sólo hemos publicado un post, y era para explicar el estado del pinguino. Así no podemos seguir, estamos perdiendo pagerank a marchas forzadas (tampoco es que antes tuviéramos mucho, la verdad ;p).

Para empezar esta nueva etapa, uno de esos posts costumbristas de explicar lo que hemos hecho el finde (éste además hemos descubierto un par de sitios chulos, y sin salir de Dublín!).

El sábado nos fuimos a desayunar al centro, nada mejor para hacernos a la idea definitiva de que estábamos de vuelta de las vacaciones que un paseíto matutino por Temple Bar (sí, aún somos así de guiris). Desayunamos en la terraza de un pequeño café, tomando el sol tranquilamente; empezamos bien, aunque no pareciera Dublín con el solazo que hacía :D. Luego nos fuimos a dar un paseo por el centro y acabamos quedando con unos amigos a comer en un restaurante coreano (en Capel St.) cuya especialidad es la barbacoa self-made, que consiste en traerte un montón de carne cruda que tú te vas haciendo a tu gusto en una especie de brasero que hay en medio de la mesa.

Como acabamos un poco llenos decidimos ir a otro sitio a buscar el postre, así de camino hacíamos algo de hueco. Me acordé que por ahí al lado estaba el Third Floor Espresso, del cual había leído que hacían el mejor espresso de dublín (es propiedad del Irish Barista Champion 2009 & 2010), y al que no habíamos ido todavía, así que para allá nos fuimos.

He de decir que postre no tomamos porque no vimos que vendieran nada además de café (aunque en su blog el tipo dice que elaboran un brownie con el café marca de la casa que promete, sería que era sábado tarde y se les había acabado? Bueno, una razón más para volver :D) pero el capuccino que nos pedimos era maravilloso, el mejor que he probado sin duda. Tanto que algunos decidimos repetir y pedimos esta vez el “Espresso Set”, que consiste en una degustación de un espresso y un capuccino presentados sobre una tabla de madera. Muy curioso.

Al día siguiente quedamos con otros amigos directamente  para tomar café. Fuimos al Dundrum Town Centre y como también hacía buen día buscamos una terraza donde sentarnos. Las de la calle estaban a tope, así que entramos en el centro a ver si algunos de los cafés interiores tenía terraza y descubrimos que el House of Fraser tiene un café con terraza y todo en el piso de arriba, muy tranquilo (no había casi nadie),  donde lo mejor, a parte de las vistas, es que pidiendo cualquier postre te regalan el café, así que el capuccino no estaba tan bueno como el del sábado, pero la tarta de queso con baileys compensaba.

Y así acabamos un fin de semana de lo más cafetero, mañana ya veremos qué toca.

Anuncios

Una respuesta

  1. Maria J.

    Vaya, me apunto los sitios para la próxima vez que vuelva a Dublin 🙂 Lo de la barbacoa self-made lo había visto en una Steak House de San Diego (USA), hace dos veranos que tuve allí una conferencia. Lo malo es que la gente se pasaba un montón pidiendo filetes de medio kilo, y claro, te chamuscabas los dedos antes de conseguir hacer ese filete 😀

    10/09/2010 en 9:51

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s