Odisea III: El moreno

Hace tiempo que decidí que tendría que ponerme morena para el día de la boda. Y como por estos lares no se puede decir que el sol caliente demasiado, no confié en obtener un moreno natural y opté por buscar un plan B.

Así fue como probé el fake tan del que tan fans son las irlandesas. Con un poco de respeto (si hubiérais visto las irlandesas lucir la piel naranja butano a trozos lo entenderíais) compré una mousse y la estuve usando a diario por espacio de una semana. Por si acaso, no probé en ninguna zona susceptible de ser vista por el público. He de decir que escogí bien la marca, la piel se quedó de un color estupendo y uniforme, sin roales.

Si alguno leyendo esto se anima a probarlo que sepa que hay algunas cosas a tener en cuenta:

  • Primero, destiñe. Recien puesta y hasta que se seca mancha cualquier cosa que toque. Nada que un buen lavado no arregle. Una vez está seca, también puede manchar, sobretodo en las zonas donde está en contacto con la ropa interior, y cómo no, las sábanas. Basta que sudes un poco para que destiña. Más tarde tuve noticias de alguna otra marca que según parece no destiñe, pero no la he llegado a probar, con una prueba de fake tan como le llaman por aquí, he tenido suficiente 😀
  • Y segundo, tarda unas 2 semanas en eliminarse el producto de la piel, y durante ese tiempo no se va uniformemente si no a clapas. Mucho cuidado también con pringar las uñas, preferentemente las de los pies, no se va.

Una vez probado el plan B, traté de poner en práctica el plan A. Esto es, aprovechar que la semana santa la pasamos en España para ponerme bien morena y mantener el moreno hasta el día de la boda a base de rayos UVA. No soy una gran fan de los UVA, pero no hay otra cosa.

Dado que en semana santa no hizo mucho calor, de hecho hasta nos llovió, empece las sesiones de sunbath con un mes y medio de antelación. A 5/6 minutos por sesión tardé 5 sesiones en empezar a coger color. A estas alturas tengo un moreno decente y saludable, y me faltan 3 sesiones más para acabar el pack de 1,5 horas.

Tengo que admitir que los rayos funcionan, y ¡menos mal! no tenía ganas de ir en la luna de miel con un aspeto de ir pelándome a trozos la verdad, muy poco estético 🙂

Anuncios

5 comentarios en “Odisea III: El moreno

  1. Una cosita: en la luna de miel de todas formas ponte crema protectora, que los UVA no te quitan el que te puedas quemar con el sol (o al menos eso me dijeron a mí)

    Besitos

  2. Sí que sóis presumidas las mujeres. Pasa de los UVA, no vayan a convertirse en UVB y entonces sí que se te va a caer la piel a trozos. Menos mal que queda una semana y poco más para que os caséis.

  3. No te preocupes Bea, me pondré la crema protectora que acostumbro, no tengo intención de salir achicharrada 🙂

    ¡Así me gusta Martín! ¡dándo ánimos y tranquilizando hasta el final! 😛

  4. Un dato, las nubes no consiguen frenar los rayos UVA del sol con lo que si la temperatura es adecuada, tomar el sol aunque haya nubes surte efecto, pero tienes que estar correctamente orientada al sol (No pasa lo mismo con un vidrio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s