(ya lo veníamos diciendo desde hace tiempo)

Just-in-case trip

Este lunes tuve mi primer viaje de trabajo desde que estoy en Dublin. De hecho es mi primer viaje de trabajo desde hace 6 años. Destino Luton. El día fue más o menos como sigue…

Levantarse a las 5:30. Hasta aquí bien, me costó porque no dormí mucho pero bien.

Esperar el taxi que venía a buscarme a las 6. Me llaman de la compañía a menos 5 que se retrasará unos minutos. Mal empezamos. A y 20, mi jefa decide pasar a buscarme y nos vamos al aeropuerto. Trato de llamarlos para anular el taxi de marras, no cojen el teléfono. A día de hoy aún estoy esperando que me llamen. Siendo una compañia renombrada, National Radio Cab, seguramente leyeron mi mensaje telepáticamente y dieron el taxi por cancelado. Y eso que en su publicidad dicen que no te dejan tirado ¡ja! Para la próxima me buscaré una local.

Superado el primer contratiempo, salimos y llegamos bien al aeropuerto de Luton, desayunamos con la calma y cogemos un bus que nos deja en el parking (a unas 3 millas), donde pillamos un coche alquilado (después de resolver la confusión de que la reserva estuviera hecha para el aeropuerto de Stansted)

Con las maravillosas instrucciones de que disponíamos y después de media hora de carretera y de pasar unas tropocientas circunvalaciones (perdí la cuenta en la 17) todas con su nombre puesto eso sí, conseguimos llegar al edificio correcto.

Una vez allí, teníamos que comprobar que el sistema estaba correctamente instalado antes de las pruebas de usuario de la tarde. Al lío: de todo lo que se había instalado sólo se podía probar un trocito, porque el resto no lo habían configurado todavía (¡viva la previsión!). Total, que pruebo lo que podía y, efectivamente, funcionaba. Fin de mi trabajo

Después de eso, de comer M&S sandwiches en la oficina y con el cliente (poniendo caras como si me estuviera enterando de todo, todo y todo), y de soportar las pruebas de usuario desde lejos (de pie durante un par de horas), salimos de vuelta a Dublin. El vuelo se retrasó, cómo no, y mi jefa me volvió a dejar de vuelta en casa a las 10:30.

Le pregunté a mis jefes el objetivo de mi presencia allí, si era por la conveniencia de que conozcan mi cara para el futuro, hacer acto de presencia… y me contestaron que no, que estaba allí just-in-case algo no funcionaba.

Cifras:
16,5 horas fuera de casa: 15 minutos de trabajo efectivo.

Y la casa sin barrer.

Anuncios

2 comentarios

  1. luy

    A mi casi me paso lo mismo..

    http://luy.orcasitas.com/spip.php?article219

    … pero este es mas impresionante..

    19/06/2007 en 14:40

  2. Pingback: Ya he vuelto « Así no podemos seguir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s