Gambas al horno con queso feta (Garithes Youvetsi)

Warning: este plato es adictivo!

Aaaah, esta es una de las maravillas que nos trajimos de Grecia y que cada vez que lo cocinamos nos traslada a parajes más soleados. Tuvimos la suerte de probar esta delicia el primer día de estar allí y, desde ese momento, la pedíamos casi cada vez que estaba en la carta (por cierto, en los menús solían escribirlo como prawns saganaki, no con el nombre raro que he puesto en el título) y no salimos hartos de ella ni mucho menos (de hecho, nos compramos dos libros de cocina griega para poder tener esta receta).

Para 2 personas

  • 180 g de gambas ya peladas o 300g de gambas con piel
  • 150g de queso feta
  • 200 g de tomate en lata troceado
  • 2 tomates pelados y cortados a rodajas
  • 1 cebolla grande troceada
  • 125 ml caldo de verduras (o vino blanco, normalmente no tenemos vino blanco para cocinar y le echamos caldo de verduras, con vino está más bueno, si es que eso es posible)
  • 1 diente de ajo majado
  • 1 guindilla pequeña machacada (opcional)
  • 1/4 cucharadita de miel
  • 1/2 cucharada de orégano
  • 1 ramillete pequeño de perejil fresco troceado
  • 1/8 de cucharadita (o menos si lo encontráis muy fuerte) de comino molido
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva
  • Pan del bueno (imprescindible!)

Comenzamos poniendo un poco de aceite de oliva en una sartén y salteando las gambas. Si las compráis ya peladas y cocidas, que es por desgracia como las venden en la mayoría de sitios de aquí, no hace falta que las salteéis mucho, un par de minutos para que cojan colorcillo y ya. Si no están peladas, quitadles la vena que tienen en la parte de atrás antes de saltearlas durante 4 ó 5 minutos. Retirar las gambas en un bol y taparlo.

Limpiamos un poco la sartén para quitarle los restos de las gambas (con una servilleta de papel bastaría) y la devolvemos al fuego con una cucharada de aceite. Echamos la cebolla y la sofreímos durante unos 8 minutos, o hasta que esté doradita. Añadimos a continuación el ajo, el tomate de lata, el comino, la guindilla (si queréis que pique) y la miel. Se deja a fuego medio unos 8-10 minutos, hasta que se evapore gran parte del líquido. Después añadimos el caldo de verduras, el orégano, el perejil, sal (muy poca, que el queso feta es bastante salado) y pimienta negra al gusto. Dejamos que se vaya cociendo otros 8 minutos.

Mientras tanto, vamos preparando el queso feta. Basicámente se trata de trocearlo para mezclarlo con la salsa. A nosotros nos gusta bien mezclado así que lo machacamos bastante, pero había sitios que lo ponían con trozos grandes de queso, supongo que va a gustos. Podemos ir también pelando los tomates y partiéndolos a rodajas.

Encendemos el horno a 180 grados. Retiramos la salsa del fuego, la pasamos por la picadora (esto también es opcional) y la ponemos en una fuente de horno. Añadimos el feta y lo mezclamos bien. Sobre esta salsa vamos colocando las gambas ya peladas (podéis echar sobre ellas cualquier caldo que hayan soltado en el bol, le dará más sabor) y encima de todo las rodajas de tomate. Echar un chorrillo de aceite de oliva por encima.

Al horno 15 minutos y ya está!

Mientras el plato se va acabando de hacer al horno podéis ir descorchando una botellita de vino blanco de Santorini (je, je) e ir abriendo el apetito con unas olivas de Kalamata 😉 .

Se puede presentar con unos gajos de limón, está muy bueno echando un poco de zumo de limón por encima, aunque es totalmente opcional, y por supuesto, con pan del bueno para mojar, y es que sin pan no es lo mismo.

Variaciones: lo que está de vicio de este plato es la salsa, por lo que se pueden cambiar las gambas por cualquier otra cosa que os apetezca, nosotros lo hemos probado con pollo y estaba igual de bueno. Incluso la salsa por sí sola ya vale la pena, si sois vegetarianos 😉 o no tenéis nada más en la nevera.

Lo bueno de esta receta también es que se puede preparar con toda la antelación que quieras y dejarla justo antes del último paso. Y cuando llegue la hora de comer 15 minutillos al horno y listo.

Anuncios

9 comentarios en “Gambas al horno con queso feta (Garithes Youvetsi)

  1. Lo que no puedes hacer es pasarte sin avisar, vittt . Estas cosas hay que planificarlas un poco. Con unas horas de antelación todo es arreglable 😉

  2. Ya era hora de que publicárais esta receta!!!! ÑAM, ñam…
    Qué buena que os salió ese día, tanto que estaba esperando que diérais la receta… jejejeje. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s