El Concilio

Este fin de semana pasado en un lugar secreto de la provincia de Teruel* se reunió el concilio freaker.

Aquí podemos verlos durante un receso:

Un minipunto para el que adivine de qué temática iba la fiesta ;p

A parte de subir un nivel en cosplaying, nos dio tiempo a visitar Albarracín, que es un sitio muy chulo:

Vamos, un fin de semana agotador, pero muy divertido, vale la pena hacer un sarao de estos de vez en cuando.

* No haré el chiste de “secreto e inexistente de Teruel”** porque está muy sobado.

** Ya hiciste el chistecito***

*** Shup up!

Fotos de 2014

Este año me ha llevado algo más de dos meses, pero ya tengo las fotos de 2014 revisadas, etiquetadas y, más importante, con dos copias de seguridad (+ flickr de las que más me gustan).

Este año he decido probar una nueva estrategia y utilizar el flickr auto-uploader para subir todas las fotos a flickr como primera copia de seguridad (este ordenador está un poco viejuno y cualquier día decide estirar la pata llevándose todas mis fotos a la tumba, así que cualquier precaución es poca ;p). Aún así habrá que seguir haciendo copias en discos duros externos, no sea que sea flickr el que decida estirar la pata 😦

De todas las fotos en flickr ésta ha sido la más vista en 2014, aaaaah, recuerdos del verano…

Kia ora

El pasado bank holiday de mayo fuimos de visita a una granja para niños y ahora estoy revelando las fotos de aquélla (sí, se nos acumula la faena).

Mad Onion
La granja tenía algunos animales curiosos y a Alan le hizo mucha gracia darle de comer a las ardillas. Además, como era bank holiday tenían actividades especiales como face painting o la visita de Fireman Sam himself con firetruck y todo en el cual te dan un paseo y todo.

Firetruck

En definitiva, recomendable.

Post post-vacacional

La semana pasada estuvimos en bcn, disfrutando del tiempo,

Olivitas
los amigos,
Munchin Quest
y la familia.

Ha sabido a poco, como siempre, en especial con los amigos a los que sólo hemos podido hacer un par de visitas relámpago.

Esta semanita también ha servido para que Alan se soltara un poco más con el castellano, o al menos a mí me parece que ahora está más charlatán que antes de las vacaciones. También nos contaban en la guarde ayer que estuvo explicando sus aventuras en castellano, a lo cual las pobres chicas flipaban; sabían que hablaba de las vacaciones porque entendían palabras sueltas como “abuela” y “abuelo”, aunque no entiendieron el conceto avanzado de “tieta” ;P

Al menos a la vuelta hacía sol, aunque alguien se había dejado la puerta de Dublín abierta y los vientos huracanados hacen bajar la sensación térmica, a ver si la cierran ya.

Sobre mudanzas, vacaciones y visitas

Un post de actualización para los que no me sigan en twitter o en el google+ o hayamos visto últimamente “in real life”.

En estos meses hemos estado muy ocupados, entre otras cosas buscando una nueva casa y mudándonos. Así estaba el comedor/cocina de nuestra nueva casa después de acabar la mudanza:

Cajas y más cajas

Y eso sólo eran las cajas del piso de abajo, en el piso de arriba estaban las cajas destinadas a las habitaciones y el baño. Y es que ahora vivimos en una casita irlandesa, con su piso de arriba con moqueta y todo. Lo de la moqueta y las escaleras es un fastidio, pero te acostumbras, y es un pequeño precio a pagar a cambio de tener un bonito jardín (aunque parecía una selva cuando entramos, ya lo vamos adecentando poco a poco) y una cocina enoooorme, que es lo mejor de la casa. Alan, por cierto, encantado, se pasó las dos primeras semanas subiendo y bajando las escaleras (le fascinan) y siempre que puede intenta escaparse al jardín a jugar con las piedras.

Cuatro días después de mudarnos nos fuimos de vacaciones (dejándolo todo por en medio, claro) y estuvimos disfrutando de una semanita en bcn con la familia, donde no hizo mucho calor, y luego otra semana en El Algarve con los triskys, dónde sí hizo calor pero como teníamos una piscina para nosotros solitos y reservas suficientes de SuperBock no nos importó mucho 😉

La última

Y tres semanas después de volver de vacaciones, y con aún el 60% de cajas por desempaquetar, hemos tenido a las primeras visitas que han estrenado el cuarto de invitados, la familia Vilela-Chico al completo, que nos han deleitado con algunas de sus especialidades culinarias durante estos días, y nos han cebado a chocolate suizo (grommmff!), pero eso igual da para un post por sí mismo.

Lovely weather, innit?

Estos últimos fines de semana el tiempo está acompañando bastante, tanto que ya hemos inaugurado la temporada de excursiones con un paseo al Irish National Stud y sus jardines japoneses hace un par de fines de semana. En realidad la idea era ir a los jardines, pero una vez allí vimos que la entrada era conjunta a las dos cosas así que recorrimos los jardines (muy chulos) y luego hicimos la visita guiada al criadero de caballos, que fue instructiva e interesante.

El sábado pasado quedamos en el centro con unos amigos e hizo muy buen día también. Y el domingo estuvimos un buen rato disfrutando del sol en el césped de delante de casa. Y eso que a alan no le convence mucho el tema del césped; no le gusta tocarlo con las manos, hasta el punto de que si se cae de rodillas o de culo te llama para que te acerques y poder levantarse apoyándose en ti, sin tener que tocar la hierba si puede evitarlo.

Hablando de alan, que hoy cumple catorce meses, ahora le están saliendo las muelas (cuatro de golpe, qué tío), con lo cual está un poco quejica a ratos, y se despierta algunas noches con dolor, pobre. Por lo demás está estupendo.

En cuanto a nosotros, ahora que nos estamos recuperando poco a poco de la fata de sueño (cómo mola dormir 7 horas seguidas!) volvemos a tener ánimos para hacer experimentos culinarios, organizar fiestecillas en casa e incluso escribir de nuevo en el blog! Todo un lujo.

Bank holiday de excursión

Ayer lunes fue fiesta aquí, así que pensamos que sería una buena idea aprovechar el finde de tres días para airearnos, ya que desde que nació Alan que no hemos salido de Dublín como el que dice, y de paso probar a ver qué tal se nos da eso de hacer excursiones con el niño. Además, había que hacer algo por nuestro segundo aniversario :D.

Aprovechando una oferta de la web goireland.com (por cierto, se nota que hay crisis, dos noches de hotel de 3 ó 4 estrellas con desayuno incluído por 149 está bastante bien, más barato que en muchos cutre B&B que hemos estado) nos decidimos por el hotel Country Arms de Birr, que está relativamente cerca, por si el enano nos daba el viaje. He de decir que el hotel está muy bien, las habitaciones grandes, la comida muy buena (aunque el desayuno no tanto), tiene un spa donde hacerse masajes de esos que te dejan casi nuevo (preguntadle a bea qué tal) y una zona con piscina climatizada donde Alan pudo dar sus primeros chapoteos, que le encantaron por cierto.

En cuanto a la excursión en sí, nunca habíamos estado en la zona centro así que no sabíamos si había mucho que ver. Como no queríamos estar todo el día en el coche dando vueltas, nos limitamos a hacer una visita  a los jardines del Birr Castle, que están bastante bien.

El castillo en sí es una residencia privada, pero los jardines se pueden visitar y el edificio que hace de entrada incluye el Ireland’s Historic Science Centre: parece que a uno de los antiguos dueños del castillo le gustaba la astronomía y una de las principales atracciones de la visita es un telescopio gigante que el hombre había mandado construir en el jardín.

En el museo se explica cómo construyeron el telescopio y las dificultades que tuvieron en los 1840’s para construir un cacharro tan gordo. Además de la obligatoria sección de astronomía, también hay una sección con fotos y equipo fotográfico de la época (muy interesante), otra con inventos varios y otra dedicada a la botánica.

Tuvimos suerte y el tiempo acompañó, aunque cuando llegamos al castillo chispeaba, cuando salimos del museo ya lucía el sol. El resto del finde estuvo más bien lluvioso, pero desde dentro de la piscina climatizada no nos importó mucho ;P