(ya lo veníamos diciendo desde hace tiempo)

Ocho!

Hoy Alan cumple 8 meses y ya está hecho un terremoto: gatea, se quiere subir a todos sitios a cogerlo y morderlo todo.

A nosotros, como siempre, nos ha pillado sin preparar (que no desprevenidos, porque hacía un tiempo que se veía venir) y aún tenemos que hacer que la casa sea niño-proof (o niño-safe, según como lo quieras ver, aunque para eso habría que acolchar todo el suelo, que con la manía que tiene de subirse a todo ya se ha llevado un par de chichones). Así que este fin de semana nos toca coger todos los objetos a los que les tengamos algo de aprecio y colocarlos a cierta altura, asegurar las puertas de los armarios para que no las pueda abrir, etc. Creo que nos va a tocar hacer una visita al Ikea.

Resumen: peso: ni idea, altura: ni idea, dientes: 5 y otro casi fuera, ya gatea, no habla pero dice tatata, papapa, mamama y hace sonidos guturales como si estuviera cantando un single de Sepultura.

Anuncios

Una respuesta

  1. Luego me dicen a mí que “falta mucho” para que Emma sea un peligro, pero yo me pondría ya mismo a proteger puertas y cajones, recolocar medicinas, cuchillos, herramientas, etc. con tiempo para acostumbrarme a “dónde narices metimos XXX” 😀

    18/10/2010 en 11:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s