Fotos de 2014

Este año me ha llevado algo más de dos meses, pero ya tengo las fotos de 2014 revisadas, etiquetadas y, más importante, con dos copias de seguridad (+ flickr de las que más me gustan).

Este año he decido probar una nueva estrategia y utilizar el flickr auto-uploader para subir todas las fotos a flickr como primera copia de seguridad (este ordenador está un poco viejuno y cualquier día decide estirar la pata llevándose todas mis fotos a la tumba, así que cualquier precaución es poca ;p). Aún así habrá que seguir haciendo copias en discos duros externos, no sea que sea flickr el que decida estirar la pata 😦

De todas las fotos en flickr ésta ha sido la más vista en 2014, aaaaah, recuerdos del verano…

Bye bye gringos

Si a alguien le interesa un nuevo servicio de almacenamiento “en la nube”, yo estoy probando estos días uno que se llama Wuala. Te dan 5GB gratix y si te das de alta con este link nos dan un giga extra a cada uno.

Pero este post no es sólo un intento descarado de conseguir algo más de almacenamiento por la cara, no (payo dame hun gigaaaaaaaarl). Lo interesante aquí es que os preguntéis porqué os vais a ir a un servicio que os da “sólo” 5 gigas cuando Google Drive o Dropbox te dan 10 ó 15, o no sé cuántos dan ya? La respuesta en mi caso es privacidad. Sí, todo esto tiene que ver con lo de la NSA, GCHQ, etc. (si no sabes de qué hablo, vives en una burbuja preocupante, no digo más). En resumen, y sin entrar en detalles, que ya hay mucha información sobre el tema por ahí, hemos subido nuestro nivel de paranoia a Defcon 2 y hemos decidido mover todo lo que nos sea práctico fuera de los USA/UK hacia algún país que, al menos, tenga algo más de disimulo a la hora de pasarse por el forro los derechos de sus ciudadanos. So, bye bye Dropbox, bye bye Google Drive, etc.

Lo que me ha parecido interesante de Wuala, a parte de que sus servidores están en Europa (basados en Suiza concretamente, aunque tienen servidores en Francia y Alemania) es que el cliente que se instala en tu ordenador/móvil cifra todo lo que subes a sus servidores localmente, con una clave local que ellos nunca llegan a tener, lo que significa que, aunque quisieran, no podrían darle tus archivos a nadie ya que no tienen forma de descifrarlos (o esa es la teoría, aunque según las últimas revelaciones el hecho de cifrar o no tus archivos tampoco parece que vaya a servir de mucho, dependiendo del método que usen para el cifrado). Por cierto, no se os ocurra olvidaros la clave, porque como ellos no la tienen no hay forma de recuperarla.

Por si también os interesa subir vuestro nivel de paranoia, os dejo con una página donde hay muchas recomendaciones de servicios y programas alternativos a los “sospechosos” habituales: http://prism-break.org/

Por ahí andarán nuestros datos ahora mismo