Soluciones hi-tech

Hace un par de días el cargador de la tablet decidió jubilarse. Por lo visto es algo común en los cargadores de la Asus Transformer, y hay mucha gente en Internet quejándose de ello, lo cual es ridículo porque un cargador es algo que no debería fallar nunca, no hay nada dentro que pueda estropearse a no ser que le de una sobre tensión o algo.

Anyway, en algún foro uno le aconsejaba a una pobre víctima que probase a meter el cacharro en el congelador, según él le había funcionado a mucha gente.
Yo pensé que le estaban tomando el pelo, pero el tío lo decía todo serio, así que, como no hablaban de hacer nada peligroso (no como la coña de meter el iPhone en el microondas en la que parece que más de un pardillo cayó) metí el cargador en una bolsa de plástico y al congelador.

Lo saqué al cabo de una hora, lo enchufé et-voilà, el tablet volvió a la vida. Cinco años de telecos para recurrir al truco del congelador, ains. Por cierto señores Asus, vergüenza debería darles.

A partir de ahora cada vez que alguien me venga con un problema de hardware el primer paso será “¿Has probado a apagarlo y volverlo a encender?” y el segundo “¿Has probado a meterlo en el congelador una hora?”

PS: Ummm, ahora que lo pienso tengo por ahí un flash que decidió dejar de trabajar misteriosamente un día, y por más que lo miro y remiro por dentro y por fuera no soy capaz de verle nada mal. Al congelador que va!

Chromecast + Smart DNS

Por fin he conseguido echarle el guante a uno de éstos:
image

y lo primero que hicimos el pasado domingo para estrenarlo es ver el fúrgol; el uso de cables HDMI es cosa del pasado en Chez txemas B).

Después cansarme de esperar a que Google se decidiera a sacarlo fuera de Estados Unidos se lo pedí a un amigo que estaba de viaje por allí. Cosas del destino, justo la semana pasada lo sacaron a este lado del charco, oh well… La cosa es que este post no es sólo para dejar un enlace afiliado a la web de amazon (no me haré rico con esto, no os preocupéis), es también para dejar anotado en algún sitio qué es lo que hay que hacer para que el cacharrito en cuestión funcione con UnblockUs o cualquier otro servicio de Smart DNS; para no olvidarme si tengo que repetirlo en un futuro, y por si puede servir de ayuda a alguien que se encuentre con el mismo problema.

Y es que, amigas, el chromecast sería i-de-al out-of-the-box si Google no estuviera empeñado en que usemos sus servicios sí o sí, porque, de quién fue la idea de hardcodear (ojo palabro!) las DNSs de Google en el aparato de marras? Ya no enseñan en Introducción a la Programación que poner la configuración de lo que sea a piñón en el código no es la forma más óptima de hacer las cosas (por no decir algo más fuerte)? Qué pasaría si el apocalipsis zombie llegara a California y los servidores de Google dejasen de responder?

Por suerte, alguien ha pensado en esta última eventualidad y, en caso de no obtener respuesta por parte de sus amos, el Chromecast, a regañadientes, le pregunta al router qué DNSs alternativas tiene que usar. Así que, basta con bloquear en el router las IPs 8.8.8.8 y 8.8.4.4. Wait, el crappy-router de UPC no es capaz de hacer eso. Y poner una ruta estática? Tampoco!. Bueno, toca desempolvar un viejo router que tenía por ahí y crear una segunda red sólo para el Cromecast, añadir un par de rutas estáticas (porque el viejo router tampoco tenía opción de bloquear las IPs, que sería la opción más sencilla), a saber:

– Destination IP Address: 8.8.8.8
– IP Mask: 255.255.255.255
– Gateway IP Adress: 192.168.1.254 <- cualquier IP local que no exista en la red!
– Metric: 2

Repetir con 8.8.4.4 y poner las DNSs de UnblokUs en la configuración DHCP del router et voilà, Netflix americano en el Chromecast.
Una ventaja de usar dos routers para esto es que el resto de equipos que están conectados al router normal utilizan las DNSs de UPC que deberían ser más rápidas al estar más cerca, pero vamos, tampoco nos va a venir de unos milisegundos ahora.

Bye bye gringos

Si a alguien le interesa un nuevo servicio de almacenamiento “en la nube”, yo estoy probando estos días uno que se llama Wuala. Te dan 5GB gratix y si te das de alta con este link nos dan un giga extra a cada uno.

Pero este post no es sólo un intento descarado de conseguir algo más de almacenamiento por la cara, no (payo dame hun gigaaaaaaaarl). Lo interesante aquí es que os preguntéis porqué os vais a ir a un servicio que os da “sólo” 5 gigas cuando Google Drive o Dropbox te dan 10 ó 15, o no sé cuántos dan ya? La respuesta en mi caso es privacidad. Sí, todo esto tiene que ver con lo de la NSA, GCHQ, etc. (si no sabes de qué hablo, vives en una burbuja preocupante, no digo más). En resumen, y sin entrar en detalles, que ya hay mucha información sobre el tema por ahí, hemos subido nuestro nivel de paranoia a Defcon 2 y hemos decidido mover todo lo que nos sea práctico fuera de los USA/UK hacia algún país que, al menos, tenga algo más de disimulo a la hora de pasarse por el forro los derechos de sus ciudadanos. So, bye bye Dropbox, bye bye Google Drive, etc.

Lo que me ha parecido interesante de Wuala, a parte de que sus servidores están en Europa (basados en Suiza concretamente, aunque tienen servidores en Francia y Alemania) es que el cliente que se instala en tu ordenador/móvil cifra todo lo que subes a sus servidores localmente, con una clave local que ellos nunca llegan a tener, lo que significa que, aunque quisieran, no podrían darle tus archivos a nadie ya que no tienen forma de descifrarlos (o esa es la teoría, aunque según las últimas revelaciones el hecho de cifrar o no tus archivos tampoco parece que vaya a servir de mucho, dependiendo del método que usen para el cifrado). Por cierto, no se os ocurra olvidaros la clave, porque como ellos no la tienen no hay forma de recuperarla.

Por si también os interesa subir vuestro nivel de paranoia, os dejo con una página donde hay muchas recomendaciones de servicios y programas alternativos a los “sospechosos” habituales: http://prism-break.org/

Por ahí andarán nuestros datos ahora mismo

Carné de conducir irlandés

Driving LicenseBueno, ya tengo mi full driving license irlandesa. Lo más coñazo de recuperar, de lo que nos quitaron volviendo de vacaciones, es la documentación oficial. Y es que para la mayoría de documentos oficiales tienes que ir a España a pedirlos. Por suerte, en la embajada te ayudan todo lo que pueden, pero ellos sólo te hacen el pasaporte. Para el DNI tienes que ir a España, ya que no es obligatorio tenerlo si estás fuera del país y ya tienes tu pasaporte. Y para el carné de conducir, en realidad te dicen que lo que tienes que hacer es pedir que te convaliden el irlandés (o volver a España a pedir un duplicado). Teóricamente, en Irlanda sólo puedes conducir durante un año con un permiso extranjero. Digo teóricamente porque creo que con una licencia de la UE no te puede poner pegas aunque nunca la cambies por su homónima irlandesa (a lo mejor si quieres dedicarte profesionalmente a la conducción sí).

Total, que si no puedes esperar a volver a casa para pedir un duplicado, lo necesario para cambiar tu carné de conducir por el irlandés es:

  • Formulario (D401), éste es el que rellenan los propios irlandeses para pedir el driving license. No lo puedes bajar de la web, yo lo pillé en mi visita a la Garda (ver más abajo)
  • El carné español. En mi caso, como lo he perdido, tuve que ir a la embajada y allí solicitaron por mí a la jefetura de tráfico un certificado conforme yo soy apto para conducir. Las jefatura de tráfico que te toque envía el certificado a la embajada y ellos muy amablemente te lo traducen y te lo envían a casa. También aplica este punto si tu carné está caducado
  • Si has perdido el carné, tendrás que denunciarlo en la Garda, y te tienen que sellar y firmar un formulario D8A que dice básicamente que has denunciado la pérdida. Como yo hice la denuncia en Londres llevé directamente el formulario D8A rellenado a una comisaría y le expliqué mi caso al Gardai, que después de mirarse el documento con cara de esto-para-qué-demonios-servirá y hacer un par de consultas me estampó un sello y la firma sin mayor problema
  • El formulario D900, en éste es en el que renuncias a tu permiso de conducir español y solicitas que te den uno irlandés (sí, renuncias, el carné español SE LO QUEDAN, en realidad estás cambiando el uno por el otro)
  • 2 fotos tipo pasaporte
  • Tu pasaporte original, sólo como prueba de identidad
  • Si estás solicitando un permiso para conducir camiones, o similar (algo distinto del B, vaya) un informe médico (D501)
  • €15.00 para una licencia de 3 años ó €25.00 para la de 10

Con todo esto vas a una oficina de la Motor Tax Office, que por supuesto están super-céntricas y tienen un horario perfectamente compatible con tu jornada laboral [/sarcastic mode off], haces cola, entregas los papeles, te dan un recibo y te informan que in a few days tendrás tu flamante driving license en casa. A mí me llegó en tres días, todo un prodigio de eficiencia.

Pues una cosa menos, en Navidad tendremos que pedir los DNIs.

Transferencias a spain y tarjetas de crédito mini-howto

La semana pasada hice mi primera transferencia a una cuenta española desde aquí (digamos que el gasto navideño con la tarjeta de crédito española había hecho estragos en la cuenta de allí y había que recargarla).

El proceso no es complicado pero me pidieron el IBAN, el BIC (o SWIFT, que es lo mismo) y la dirección física del banco. Los dos primeros datos los tenía pero el tercero no porque en la web no ponía que los necesitase, así que tuve que volver otro día con la dirección de marras.

Total, lo sorprendente, al menos para mí, es que las comisiones por la transferencia fueron de 0,50 EUR. Y punto. En un banco español suele ser habitual cobrarte un % de la cantidad enviada, con un mínimo de 2 ó 3 euros. Eso sí, te avisan que el banco receptor puede cobrarte comisiones por las gestiones en la recepción del dinero (que ya es lo último que un banco te cobre por ingresarles pasta, pero de los bancos me lo creo todo). En mi caso parece que de momento no me han cobrado nada.

La conclusión más interesante de todo esto es que no sale a cuenta sacarse una tarjeta de crédito en Irlanda, siempre que tengas ya una en España claro. Me explico: aunque el banco no te cobre una cuota por la tarjeta, el gobierno de aquí sí te cobra un impuesto por cada medio de pago que tengas, sea del tipo que sea. Así, por una tarjeta de crédito te cobran 40 EUR al año, y por una de débito o de ATM 10 EUR (hasta por los cheques te cobran: 15 cent por cheque). La de débito la necesitas para sacar en los cajeros, no hay más narices a no ser que quieras hacer cola en el banco cada vez que necesites pasta, pero la de crédito te la puedes ahorrar porque con esos 40 EUR que te van a timar recaudar te daría para hacer 80 transferencias a tu cuenta española, en la que puedes tener una tarjeta de crédito totalmente gratuita, que hay muchas entidades que las dan.

Claro, que esto también depende de cada caso, habrá bancos irlandeses que a lo mejor cobran más comisiones por el tema, y a lo mejor algún español que te cobra por recibir dinero del extrajero. Pero es una idea a considerar si estáis pensando en pedir una tarjeta. Sobretodo tened en cuenta el tema del stamp duty porque algunos bancos te dicen que no te cobran nada por la tarjeta y luego en letra pequeña ponen que el gobierno te va cobrar un impuesto, pero si no la lees ya te han pillado 🙂

Papeleos en la embajada

Hoy, aprovechando que Bea tenía que pedir un certificado de penales para el trabajo, hemos ido a cumplir con uno de nuestros deberes como expatriados, que es inscribirnos en la embajada como residentes en Ireland.

Nos ha costado llegar porque no teníamos un mapa adecuado de la zona y nos hemos bajado del autobús antes de tiempo, por lo que hemos tenido que patear más de la cuenta. Pero una vez llegado al sitio hemos identificado rápidamente el lugar, primero por las obras que había en la puerta (debe ser para que nos sintamos como en casa), y segundo por la bandera, claro. Una vez dentro, muy amablemente el portero nos ha indicado en qué cola nos teníamos que poner (básicamente sólo hay dos: la de españoles y la de no-españoles) y allí hemos pedido los papeles.

  • Primero para la residencia: rellenas cuatro formularios, todos con los mismos datos por cierto, dos creo que son para la embajada y dos para el censo electoral. Luego con los papeles correctamente rellenados tienes que entregar una foto tipo carnet y enseñar el DNI y una prueba de residencia, por ejemplo la carta del PPS number. No hace falta que la carta esté enviada a vuestra dirección actual, sólo es para comprobar que vivís en Irlanda con intención de quedaros. Y con esto y un scone ya somos residentes oficiales de Irlanda.
  • Luego lo del certificado de penales: para algunos trabajos lo piden siempre (p.e. médicos o enfermeros) y en otros depende de la empresa, en IT no es típico, pero a Bea se lo han pedido. Total, que pedir el certificado es más sencillo aún que la residencia, sólo hay que rellenar un formulario, indicar tu dirección como residente en el país y enseñar el DNI para que comprueben que eres tú el que lo pide. El problema es que el certificado lo hacen en España y no lo envían a la embajada, sino a la delegación provincial correspondiente, con lo cual hay que apuntar en la solicitud el DNI de la persona en España que lo va a ir a buscar, y luego esa persona te lo tiene que enviar por correo. Un poco lío pero al menos es rápido, nos han dicho que en dos o tres días estaría hecho.

Pues ya está hecho. De paso nos hemos enterado que si queremos votar en las municipales de mayo hay que llamar al ayuntamiento donde estamos inscritos y pedir que nos envíen las papeletas, porque por lo visto en las autonómicas y generales te las envían automáticamente si estás inscrito en la embajada, pero para las municipales no. Por si a alguien le interesa, ya lo sabe, nos han recomendado que llamemos a mediados de marzo o así, para las próximas elecciones de Mayo.

Papeleo variado

Estos dos días nos hemos dedicado entre otras cosas a hacer el papeleo previo necesario para empezar a trabajar (en realidad no es necesario tenerlo antes de empezar, pero es mejor para evitarte retrasos en el pago y que te cobren más impuestos de la cuenta).

Voy a resumir el tema aquí por si a alguien le sirve de ayuda:

  • Para empezar, hay que conseguir lo que llaman el PPS Number. Esto es como el número de la Seguridad Social y se puede pedir en cualquier momento en cuanto tengas una dirección más o menos fija. En el formulario de solicitud puedes poner que lo pides por trabajo pero si no rellenas para qué empresa no pasa nada (nosotros no lo rellenamos). Lo que sí es importante es tener una prueba de residencia; a nosotros nos aceptaron una carta del casero diciendo que vivíamos en donde estamos ahora. Una vez solicitado te lo envían a casa por correo en 6 ó 7 días laborables.
  • Una vez teníamos el PPS (esto fue ayer) el siguiente paso es abrir una cuenta bancaria. Para ello te piden una copia de tu pasaporte y una prueba de residencia (again). Como prueba vale una fotocopia de la carta del PPS, ya que en la misma viene tu dirección. De hecho, la cuenta ya la intentamos abrir hace tiempo a partir de la carta que nos pasó el lanlord (la que utilizamos para pedir el PPS) y no nos la aceptaron, así que tuvimos que esperar a tener la notificación del PPS (porque tampoco tenemos todavía ninguna factura de la electricidad ni nada por el estilo).
  • Por último, es importante ir a darte de alta a la oficina recaudadora de impuestos (Revenue). Esto sirve para que tu empresa pueda aplicarte los impuestos correspondientes a tu situación personal y familiar. Si no haces esto, la empresa no sabe cuánto te tiene que cobrar y por defecto tiran para arriba y te descuentan unos impuestos del 42%, lo que llaman emergency taxes, hasta que reciban la notificación de Revenue de cuánto te tienen que retener. Para evitar esta sangría sólo hay que rellenar el formulario 12A y entregarlo en una oficina de Revenue (tienen un buzón a la entrada donde puedes echar la solicitud directamente sin tener que hacer cola) o enviarlo por correo. Yo he preferido ir personalmente para que sea más rápido. Aquí hay una guía resumida sobre el tema impuestos para gente que acaba de llegar a Irlanda.

En fin, de momento ya está. Lo que más me ha sorprendido es que la cuenta bancaria nos la dieron el mismo día que la pedimos, sin tener que esperar nada. Había leído por ahí que normalmente tardaban varios días en decirte si te daban la cuenta o no. A lo mejor es que se están poniendo las pilas en el tema bancario, últimamente hay muchos anuncios de entidades que ofrecen cuentas con las que puedes operar sin comisiones, cosa que hasta hace poco no se estilaba por aquí.

Próximo paso: empezar a trabajar de una vez.